Advertencia: Mujer nunca comas esta parte del pollo! La razón te va a dejar en shock!

El pollo es una de las proteínas que se consumen con más

frecuencia en el mundo. Mujeres y hombres se comen cada una de las partes que lo conforman. Las pechugas y los muslos son los que más se ingieren porque son las que más carne poseen. Sin embargo, hay una parte favorita por muchos: las alitas. Esta parte del pollo no es tan buena como se cree.

Las alitas de pollo son una pieza muy pequeña y contienen mucha grasa. ¡MUJER TEN CUIDADO! No consumas en exceso esta parte del pollo porque ocasiona problemas de salud bastante graves. Ya se han presentado varios casos que están dejando a todos con la boca abierta.

Muchos expertos alrededor de todo el mundo afirman que los pollos son inyectados con esteroides para acelerar su proceso de crecimiento ya que la demanda de este alimento es cada vez más alta. Los pollos son inyectados con esteroides en el cuello o las alas y por lo tanto, en estas partes existe la mayor concentración de esteroides. Hormonas dañinas para las mujeres.

El caso de una mujer consterno al mundo de la ciencia, te dejamos su testimonio como una advertencia para que no ocurra esto mismo con otras mujeres. Presta mucha atención y si notas alguna similitud entre este caso y tu vida debes ir con urgencia a tu médico de confianza. No dejes que el problema se convierta en algo mucho más grave.

Por respeto a esta mujer no mencionaremos ninguno de sus datos personales, solo contaremos la historia que muy amablemente ella nos ofreció:

“Una amiga mía recientemente tuvo un crecimiento en su vientre y se sometió a una operación para extirparse un quiste. El quiste eliminado estaba lleno de una sangre de color oscuro. Ella pensó que iba a recuperarse después de la cirugía, pero ella estaba muy mal estado. Le dio una recaída unos meses después de la cirugía.

Fue a su ginecólogo para una consulta. Durante su consulta, el médico le hizo una pregunta que la desconcertó. Le preguntó si consumía con frecuencia las alas de pollo y ella respondió que sí, preguntándose cómo sabía de sus hábitos alimenticios”.

Recuerda que por más sabrosas que sean su consumo en exceso puede llevarte a enfermedades terribles e incluso a la muerte.

Comments

comments